lunes, 14 de abril de 2014

El antiguo PIN arremete contra el presidente Santos. Diálogo con la Silla Vacía

Durante cuatro años, Opción Ciudadana acompañó los proyectos del Gobierno y sin embargo, el Presidente Santos siempre se ha desmarcado de este partido por su pasado de vínculos con los paramilitares. En esta campaña, como contó La Silla, el viejo PIN se está cotizando y pidiendo que a cambio de sus 500 mil votos los dejen de esconder y los reconozcan como un partido legítimo, con participación en el Gobierno. La Silla Vacía habló con su director, Ángel Alirio Moreno.
El PIN está en una pelea por escoger con qué candidato irse. Y usted está a favor de no irse con Santos. ¿Por qué?
No diría que yo estoy a favor de no irse con Santos. Puede ser con el presidente Santos, puede ser con el candidato Zuluaga o con cualquiera de los otros.  La idea es continuar con el proceso de legitimación de nuestra organización política y que cualquier acuerdo pase por la discusión de asuntos programáticos que no se circunscriba únicamente a la participacion del presupuesto nacional por parte de las bancadas, sino a una discusión de representación legítima en el mismo gobierno y a la posibilidad de recomendar unas políticas públicas.
Al final, ¿la pelea no es por la mermelada?
Es que la mermelada es algo que se está institucionalizando y que al final le va a terminar haciendo mucho daño a la democracia. Uno ve hoy un presidente cautivo de la clase política de la Unidad Nacional, cuya libertad la está pagando a punta de mermelada. Y la Unidad Nacional no quiere dejar entrar a nadie más a ese proyecto porque se le disminuye su porción de participación en el poder presupuestal y burocrático. La Unidad Nacional con la porción más grande de mermelada y los demás, con la pega del frasco de mermelada. Esa es la realidad que refleja el gobierno. 
Pero si a su partido lo que le interesa es un acuerdo programático, ¿cómo puede dar lo mismo hacerlo con cualquier candidato?
No tenemos la fortaleza electoral para presentar y tener candidato propio y consideramos que hay puntos de encuentro y divergencias con los candidatos existentes. Con el presidente Santos nos acerca el tema de la paz y la estructura de los diálogos porque formamos parte de aquellos colombianos que anhelan la paz.
Con el sector del expresidente Álvaro Uribe nos acerca su propuesta sobre la autonomía de las regiones, el fortalecimiento de los procesos educativos en Colombia, la eliminación de los cupos indicativos y de la mermelada, pero nos distancia la discusión del tema de la paz. 
Si en estos puntos encontramos al menos una posibilidad de discusión que nos acerque para buscar espacios de concertación no tendríamos dificultad para avanzar en esos acuerdos.

“Pareciera que hay vetos de parte de algún partido o partidos de la Unidad Nacional pero yo los interpreto como el efecto de no querer que nadie mas entre porque creen que van a reducir su porción de mermelada.”– AAM
Después de ver la foto de Germán Vargas en campaña con los Aguilar en Santander pareciera que el partido ya se decidió
En algo está influenciando la mermelada en lo que tiene que ver con los gobernadores. Pero al interior del partido, que es un partido estatutario, que obedece a unos criterios de la Dirección Nacional, no se ha tomado decisión alguna que determine el respaldo hacia un candidato presidencial.
¿Ustedes han buscado a Santos?
No ha habido un acercamiento institucional con el presiente Santos. Tenemos información de algunos acercamientos individuales con miembros de la bancada, pero no hay una respuesta oficial.
¿Y extraoficial?
Pareciera que hay vetos de parte de algún partido o partidos de la Unidad Nacional pero yo los interpreto como el efecto de no querer que nadie mas entre porque creen que van a reducir su porción de mermelada. 
Después de sus resultados electorales en las legislativas, no es claro que Santos los necesite tampoco
Santos puede necesitar los votos del partido, lo que pasa es que con la excusa de que en el pasado hizo unos pronunciamientos de que no quería nada con nuestra organización política, algunos miembros de la Unidad Nacional pretenden recordársela para defender su cuota de poder burocrático y presupuestal. 
Hay quienes han dicho que en realidad ustedes son la ‘moza’ de la Unidad Nacional
Es un término que han acuñado los medios de manera irrespetuosa, estigmatizadora. Nosotros nunca hemos hecho un acuerdo para integrar la Unidad Nacional. Lo que sucede es que a nivel individual los congresistas han respaldado, a su criterio, los proyectos de ley que ha presentado el Gobierno. Y en algunos proyectos específicos, obedeciendo el criterio de la bancada.
En la práctica siempre han votado con el gobierno
Se ha votado porque es un derecho pero no bajo el criterio de estar en la Unidad Nacional sino bajo el criterio libre e independiente de acompañar los criterios de la bancada.
 "La mermelada funde el poder ejecutivo y legislativo en un solo frasco."
Usted dice que quisieran acordar con el candidato que acompañen un proyecto legislativo. ¿Cuál sería?
Queremos hablar del tema de tierras pero a partir de definir una política pública que involucre el sobresuelo colombiano. Necesitamos avanzar en el tema de minerales como el coltán, que son minerales de superficie, y también en relación con la emisión de oxígeno y la captura de carbono. Toca definir una política pública respecto de la propiedad de esos recursos. No queremos que suceda lo que viene sucediendo con el agua, que hasta ahora nos estamos dando cuenta de su importancia, cuando ya nuestras fuentes están concesionadas. Es una discusión importante con quien acompañemos a la Presidencia.
¿Se han reunido con Óscar Iván Zuluaga?
Nos hemos reunido con miembros del equipo programático y hemos discutido temas como la educación y la salud, exponiendo nuestro criterio de paz.
¿Ellos están dispuestos en armar coalición con ustedes?
Nadie está en desacuerdo de avanzar en temas de discusión nacional.
Pero su interés no es la tertulia política
Queremos hacer tertulia política, hablar de grandes temas nacionales. Tenemos esencialmente la preocupación por recuperar la arquitectura institucional que construimos en el 91, que está desbaratada, que se desarticuló desde que empezamos a abrir espacios para la confusión de los poderes. La mermelada funde el poder ejecutivo y legislativo en un solo frasco. Hemos sido amigos de plantear un status quo constitucional respecto al 91. Que retrocedamos en las 36 enmiendas constitucionales para que volvamos a empezar. 
Es paradójico oír al viejo PIN hablando de moralizar la política
La paradoja la han creado los medios y el mismo Establecimiento colombiano que no nos permite avanzar. Pero nosotros tenemos filosofia y tenemos marco ideológico. Concebimos un Estado con autonomía en sus regiones, municipios con fortalecimiento fiscal, con autonomía administrativa y estamos en contra de la forma como se ha ido desmontando poco a poco la descentralización administrativa y fortaleciendo el esquema centralista. Tanto está avanzando, que la Unidad Nacional será un solo partido y que en las regiones irán a participar con un solo candidato a gobernaciones y a alcaldías, de tal suerte que se concentrará el poder en la capital. Eso le hace daño al pluralismo político. 
Pero al mismo tiempo quieren entrar a la Unidad Nacional
No queremos entrar a la Unidad Nacional. Esa ya está definida. Vamos a hacer un acuerdo político con el candidato que considere que legítimamente nuestra institución política debe estar en el escenario político, en las condiciones en que la legislación colombiana nos lo determina.
¿Cuántos votos podrían ponerle a un candidato?
Mas que decir que le vamos a endosar votos, es invitar a nuestras bases a que acompañen esa causa electoral. 
¿Cuántos serían?
527 mil ciudadanos que acompañaron la causa política, ojalá por los menos 400 mil que integran la base del partido.

Sí le pediría al presidente Santos que no nos coopte nuestros congresistas con el tema de la mermelada y nos permita avanzar en una decisión institucional como partido legítimamente constituído en Colombia”– AAM
¿A cambio de ese apoyo quisieran participación burocrática?
Tenemos perfiles en nuestro partido que reúnen los requisitos para representarnos en el gobierno, con dignidad, con altura y con competencia. Por supuesto, que si queremos participar del diseño de políticas públicas, estas se ejecutan a partir del gobierno y éste lo integran el presidente y los ministros.
¿Cuándo deciden su apoyo al candidato?
El miércoles después de Semana Santa vamos a reunirnos para rendirle informe a la Direccion Nacional sobre qué debe hacer el partido. Al interior del partido, algunos quieren que sea con Santos. Algunos con el candidato Zuluaga. Hay una tendencia que son de izquierda que les gustaría la idea de la izquierda. Hay quienes se atreven a acompañar el voto en blanco. Y todas las posibilidades deben discutirse, para escoger la que le garantice al partido legitimidad, respeto y dignidad.
Sí le pediría al presidente Santos que no nos coopte nuestros congresistas con el tema de la mermelada y nos permita avanzar en una decisión institucional como partido legítimamente constituído en Colombia.
Detrás de esa discusión también está la pelea por la integración de las comisiones del Congreso, ¿no?
Me gustaría que la discusión de la integración de las comisiones se diera antes de la elección presidencial para que los partidos puedan adelantar sus acuerdos al interior de cada una de las cámaras con libertad y no bajo la presión de la institución denominada mermelada.
¿Quién está planteando que se haga después de elecciones?
El partido de la U ha propuesto que los acuerdos de integración de las comisiones se haga hasta después de elecciones.
¿Para qué?
Eso le da la certeza al gobierno del presidente Santos de gozar de las mayorías en las comisiones y de tener garantizada la mayoría de las plenarias. Después todo va a depender de quién gane las elecciones. Ahí hay una cooptación pura del poder legislativo por parte del poder ejecutivo y es ahí donde, reitero, se da la confusión de los poderes públicos. Por eso proponemos la necesidad de recuperar la arquitectura constitucionalidad el 1991 o de avanzar en una discusión profunda del régimen constitucional.
¿Está proponiendo una Constituyente?
Podría ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario